sábado, 4 de marzo de 2017

Entrevista No. 16. Elisa Alvarez, de Mexico.

Hola Elisa. Bienvenida a nuestras Entrevistas del Blog www.jair-vargas.blogspot.de y de nuestro Grupo de Facebook "medicos latinoamericanos y Españoles en Alemania.

1. Podrías contarnos por favor un poco sobre tu vida y sobre tu decisión de emigrar a Alemania?

Hola Jair,
Gracias por invitarme a participar en este proyecto. Pues te cuento mi caso que tal vez sea un poco diferente. Soy mexicana, estudié en la Facultad Mexicana de Medicina de la Universidad La Salle en la Ciudad de México. A mí desde siempre me gustó mucho la investigación médica y biomédica. En México para poderse titular de la carrera de medicina, tienes que hacer un “servicio social” ya sea en alguna comunidad o en investigación. Yo elegí hacerlo en investigación, sabiendo que quería hacer un postgrado antes de hacer la especialidad. Empecé en el Instituto Nacional de Cancerología, todavía en México y de ahí siguiendo una línea de investigación parecida me fui a Yale a seguir haciendo investigación. Luego me gané una beca para hacer una maestría en neurociencias con énfasis en neuroendocrinología, la cual hice en la Universidad de Edimburgo. En ese tiempo había decidido hacer la especialidad en Europa, recién egresada había considerado seriamente la posibilidad de hacerla en España, pero al final me di cuenta que con la crisis las condiciones de trabajo no diferían tanto a las que hay en México. En mi tiempo en Estados Unidos conocí a mi novio, un alemán.  La verdad es que jamás se me había ocurrido venir a Alemania, nunca tuve ganas, ni intención, ni interés. Ni por el país, ni por el idioma, ni nada de nada. Al final después de investigarlo mucho y considerar los pros y los contras de México, España, Alemania, Gran Bretaña, Estados Unidos y Canadá, decidimos que el país donde más oportunidades habría para mí como médica y extranjera de desarrollarme y tener todos los privilegios posibles sería aquí en Alemania, así que nos mudamos aquí. La idea es hacer la especialidad aquí y regresar a poner mi consultorio en México.

2. Con qué Visa viniste a Alemania? Cómo conseguiste tus Permisos?



Llegué en primera instancia con visa de búsqueda de trabajo. Gracias a mi background en investigación encontré un trabajo inmediatamente. El problema vino después al querer hacer el trámite para conseguir la dichosa Berufserlaubnis y Approbation. En primera instancia apliqué a Endocrinología y Diabetología en la Uniklinik en Düsseldorf. Escogimos Düsseldorf porque mi novio igualmente encontró trabajo aquí. Ellos me ofrecieron un trabajo que es compartido entre la Uniklinik y el Deutsches Diabetes Zentrum. De esta manera tuve varias ventajas, como tenía experiencia haciendo investigación en el “wet lab”, me pudieron contratar aún sin tener ni Berufserlaubnis ni Approbation. Al principio, sólo podía ayudar y aprender en la parte de investigación clínica y hacía mucha investigación básica también. Además, empecé en un ambiente de trabajo que era mitad en inglés, y mitad en alemán. Las desventajas fueron que de inicio mi salario de acuerdo al TV L-13 era como científica con postgrado, pero no como médica y por ende un poco menos, también que rotar en la Unikinik no se podía en un principio ni hacer experimentos con pacientes de manera autónoma. 

Para conseguir la Berufserlaubnis fue una pesadilla. Por un lado, en el trabajo me presionaban y por el otro el proceso estaba absolutamente fuera de mis manos. Recolectar los documentos en México, sin yo estar ahí fue difícil. No había hecho nada antes de irme, porque al momento de llegar a Alemania ya tenía 2 años fuera de México y al irme nunca fue mi intención venirme a Alemania. Al final tener todos los documentos, apostillados y traducidos tardó alrededor de 8 semanas. Una vez que los tuve, los fuimos a entregar al Bezirksregierung con la Frau Porten. Siempre fui acompañada de mi novio para evitar malos entendidos y porque él sabe mucho mejor cómo lidiar con los burócratas alemanes. Él se encargó también de toda la comunicación telefónica con ellos. La primera vez que fuimos nos dijeron literal “los médicos sudamericanos siempre tienen déficit” cosa que obviamente nos dio mucho coraje y nos hizo ver que es gente que te tiene en un cajón mental y hace las cosas para que los resultados quepan en ese cajón mental, independientemente incluso de tus logros o tu CV y que además no tienen idea del mundo porque obviamente México es una parte de Norte América y no Sudamérica. En ese momento también nos informó que de ninguna manera se me podía extender la Berufserlaubnis ya que esa sólo se podía extender para médicos que trabajaran en medicina interna general o cirugía general y que como mi caso era muy particular sería imposible. Nosotros habíamos leído las leyes pertinentes y le dijimos que eso no está dentro de lo establecido por la ley, a lo que nos respondió que ellas tenían sus propias guías operacionales y que así es y que ni modo. 

En fin, mandó mis documentos a un Dr. En Bochum para hacer el Gutachtung y determinar si tenía carencias o no para poder o no inscribirme al examen de conocimientos médicos. El resultado fue que mi plan de estudios era “muy carente” y tenía que hacer el Gleichwertigkeitsprüfung, el problema fue que el análisis que este señor hizo fue pésimo. Hubo materias que, a pesar de tenerlas con cientos de horas, o más que su punto de comparación alemán, en su tabulación simplemente las dejó fuera. En mi año de internado dijo que no era posible tener tantas horas en el hospital en tan poquito tiempo y que eso no podía ser verdad (en México en el internado se hace una guardia de 36 horas cada 2 días), entonces se inventó una cuenta que a él le parecía “más verídica” donde me quitó como el 70% de horas trabajadas y así sucesivamente. En ese momento, muy desesperados contratamos a un abogado. Encontramos a un abogado que estaba especializado en ayudar a médicos extranjeros y que entendía que el sistema está muy roto, sobre todo aquí en NRW. Él nos aconsejó mandar una carta de parte de él donde se refutaban los hallazgos de ese peritaje, sin embargo nos dijo que en ningún caso que él hubiera visto el Bezirksregierung cambiaba la decisión de tomar o no el examen de conocimientos médicos. Nos dijo que otra posibilidad era demandarlos y que en ese caso íbamos a ganar, pero tardaría más de un año y al final el acuerdo siempre es que la persona que demanda tiene que cubrir los costos legales tanto de uno mismo como del Bezirksregierung y por lo tanto era una opción que no nos recomendaba. La última oportunidad era rechazar ese peritaje e iniciar uno nuevo, de nuevo pagar 500 euros y esperar que el resultado fuera diferente (claro sin garantía de que este fuera el caso). Al final él les extendió la carta diciendo que el peritaje era deficiente, pero que queríamos mover el trámite lo más pronto posible y por ende queríamos inscribirnos a los exámenes pertinentes. En este punto él hizo énfasis que estábamos aplicando tanto para la Approbation como para el Berufserlaubnis. Para mí era importante, porque sabía que la Approbation tardaría más y por lo menos con el Berufserlabunis podía cambiar a la parte clínica en el trabajo. De nuevo contestaron que de ninguna manera se me podía extender el Berufserlaubnis. Ultimadamente el abogado logró que accedieran a dármelo, a pesar de no estar trabajando ni en medicina interna pura ni en cirugía general. Durante ese tiempo además caducó mi pasaporte, y con la renovación tuve también que renovar mi Aufenthalstitel. Este último lo tramitó un trabajador del Ausländerbehörde que fue de una gran, gran ayuda. Se sabía todas las leyes al derecho y al revés y escogió el estatus que más me beneficiara, más tiempo durara e incluyera el tiempo pre-Approbation, así como post-Approbation. Cuando llegamos con la Frau Porten con el nuevo Aufenthaltstitel, puso el grito en el cielo. Que cómo era posible que me dieran ese Aufenthaltstitel, que con eso no era válido que me dieran ni el Berufserlaubnis ni la Approbation. Nosotros intentamos explicarle e incluso leerle las leyes migratorias de mi nuevo estatus migratorio, lo cual obviamente no sirvió de nada. Lo que está claro es que para ella o en general el Bezirksregierung Düsseldorf las leyes son como un 0 a la izquierda. Ellos toman las que quieren y las que no pues las dejan fuera, a mi parecer con el propósito único de hacerse los difíciles, y evidentemente no hay nadie que supervise cómo usan y abusan de las reglas. El trabajador del Auslanderbehörde habló con ella por teléfono, lo cual tampoco tuvo ningún efecto. Él nos lo dijo muy claro, este estatus es el que te corresponde legalmente tanto para hacer investigación como para ejercer la medicina; pero si te está causando problema podemos bajarte de categoría para darle gusto a la señora y poder agilizar tu trámite. 

Ultimadamente el abogado también habló con ella por teléfono y le dijo muy claro estas son las leyes y lo que usted está haciendo es ilegal, pero si así quiere proceder necesito un escrito donde usted diga que a la Dra. Álvarez Hernández no se le va a extender ni la Approbation ni el Berufserlaubnis por tener este estatus migratorio, a pesar de estar dentro de todos los parámetros adecuados y de legalidad. Con este escrito podemos proceder a demandarla a usted y a todo el departamento. En esa misma conversación al hablar con la jefa de la dichosa Frau Porten, quedó liberado el trámite. 

En verdad se portaron de una manera increíblemente ridícula y a mi parecer discriminatoria. La mamá de mi novio es trabajadora social, y ella nos puso en contacto con un Behörde de NRW que se supone está encargada de que el proceso para médicos extranjeros sea justo. La persona encargada nos dijo que lo que nos estaban haciendo era absolutamente arbitrario e injustificado, pero que ellos no podían extender recomendaciones directas o decirles a los del Bezirkregierung qué hacer. Nunca entendimos el propósito de la existencia de ese Behörde, pero ellos nos pusieron en contacto con una ONG que aparentemente estaba mediando un cambio del sistema junto con el gobierno y el Ärztekammer. Tan mal manejado estuvo mi caso, que la jefa de esa organización nos dijo por teléfono “off the record” que justo habían escogido mi expediente y el de un médico árabe que era una eminencia en la cirugía cardiotorácica y a la que le estaban haciendo algo parecido. Con esos dos expedientes (de manera anónima) al parecer discutieron que el sistema no puede crear un ambiente tan hostil para médicos extranjeros, siendo que lo que hace falta es gente, sobre todo que esté altamente capacitada. Nos dijo también que a partir del 2018, para evitar estos abusos se va a centralizar el sistema y todo se decidirá de una oficina central en Berlin donde independientemente de dónde hagas el trámite, a todos se les trate igual. 

Seguido todo eso me inscribieron primeramente al Fachsprachprüfung, el cual me pareció muy justo y bien organizado. El propósito fue sólo ver que te pudieras comunicar tanto con colegas, como con el paciente y darte a entender. Ese lo presenté aquí mismo en la Cámara de Médicos en Düsseldorf. Los examinadores se portaron muy profesionales, amables, incluso cálidos. Después de varios meses de haber pasado el examen por fin llegó el Berufserlaubnis. Luego me inscribieron al examen de conocimientos médicos. Ese examen, al igual que el sistema en general, está hecho para que repruebes. Ese lo presenté en la Uni Münster. Lo presentamos 4 ese día y sólo yo lo pasé, pero a pesar de haberlo pasado me pareció una grosería. El propósito no era ver si tenías conocimientos médicos adecuados, era generar tal estrés y tal inseguridad que no pudieras ni contestar un cómo te llamas? Los examinadores fueron increíblemente groseros y a mi gusto demostraron una falta total y absoluta de empatía, de compasión, de profesionalismo y en verdad siento que disfrutaban de hacer sufrir a los que tomaban o tomábamos el examen. Lo que le digo a la gente es que sinceramente me parece una forma de discriminación institucionalizada. Después de haber pasado ese examen, tuve que por tercera vez darle al Bezirksregierung la carta alemana de no antecedentes penales y certificado de salud. Después tardó más o menos un mes en mandarme la Approbation. 

3. Esta Historia no es la primera, lamentablemente en Düsseldorf no es casual que siempre pongan problemas para obtener los Permisos. Y sobre el Idioma Alemán como lo aprendiste?

Tomé pocos cursos de idioma, al principio tomé 3 o 4 semanas. Antes de venir a vivir aquí  mi novio me empezó a hablar en alemán y así lo fui aprendiendo. Al principio cuando no sabía nada también hacía duolingo (un app para el celular) en alemán. Antes del Fachsprachprüfung tomé otras 2 semanas de clases, pero ahora en el IIK un curso para preparación para el examen. Lo demás lo fui aprendiendo leyendo libros y artículos (médicos), hablando en casa y en el trabajo en alemán. 

4. Qué trabajo desempeñas actualmente?

Actualmente trabajo como Studienärztin donde hago y dirijo estudios clínicos en el área de diabetes, energía y metabolismo. Ya que para obtener mis datos hago también procedimientos clínicos como biopsias, cateterismos, ultrasonidos entre otros procedimientos más específicos, eso me cuenta para el Facharztausbildung. Obviamente el volumen de pacientes es mucho menos que en el hospital, por lo que aquí no puedo terminar de especializarme, pero en mi caso fue la mejor opción.  Tengo la ventaja que el jefe de mi instituto, que también es mi jefe directo, es el encargado del departamento de endocrinología en el Uniklinik, por lo que cuando lo solicite y esté lista la burocracia puedo cambiarme al área puramente clínica para terminar la especialidad. En mi caso, obviamente quiero hacer endocrinología y diabetología. Lo bueno es que en este tiempo he podido publicar varias cosas en muy buenos journals y presentar mis trabajos en algunos congresos tanto nacionales como internacionales. Eso pesa mucho en el CV en caso de que busque otro trabajo. 

5. Qué bueno, eso de la Investigación es muy importante. Qué diferencias encuentras entonces entre Mexico y Alemania?

Hay muchas diferencias entre el sistema alemán y el mexicano, casi son opuestos. Lo que extraño del sistema mexicano es la enseñanza. En México los residentes siguen teniendo clases diario en el hospital, el pase de visita es muy organizado y es una oportunidad para enseñarles a los internos y los residentes, hacerles preguntas de ciertas patologías o dejarles estudiar un tema. En México las entregas de guardia sirven también para enseñar. En México además hay journal clubs, discusiones de casos y demás actividades dinámicas. 
Aquí es mucho más independiente, si aprendes qué bueno y si no también. No hay ese apoyo o fomento inherente del sistema para que aprendes. Veo que la función del residente en Alemania es puramente atender a los pacientes y mucho menos formar al médico como especialista. 
Aunque parezca mentira en México los programas de especialidad están, en mi opinión, muchísimo mejor organizadas. Cuando entras sabes bien en qué servicios vas a rotar, cuánto dura cada rotación y siempre hay alguien que se encarga de ello. 
En Alemania no hay ningún orden ni programa establecido. La ventaja de ese sistema es que tú lo acomodas, por ejemplo, con más o menos rotaciones en ciertos servicios. La desventaja es que a nadie le interesa qué rotaciones te faltan para terminar la especialidad, no hay alguien que esté encargado como tal de los residentes o de las residencias. Por lo mismo muchas veces te quedas un poco flotando sin saber qué sigue, ni cuándo o se puede dar la situación que tú necesites rotar en equis servicio y tu jefe no te dé permiso porque te necesitan en el servicio actual. 
Otra cosa que es muy diferente es el tiempo. Me refiero al tiempo que se pasa en el trabajo y que se tiene para el paciente. En México la especialidad es una especie de esclavitud. Ganas una “beca salario”, te siguen considerando estudiante y por lo tanto no tienes ningún derecho como trabajador. La beca salario es una miseria equivalente a entre 150 y 500 USD, con lo cual la mayoría de las personas sigue dependiendo de sus papás, viviendo en casa de sus papás y teniendo vida de estudiante o viven muy, muy apretados. Las residencias en México son con guardias “ABC”, o sea que cada 2 días tienes guardia. La guardia es de 36 horas corridas y los días antes y después de la guardia trabajas al menos 8 horas (normalmente más). 
En Alemania, evidentemente tienes todos tus derechos de trabajador, tus seguros y ganas para vivir cómodamente. El tiempo hasta ahora para mí, es mucho mejor que en México, pero tampoco es que se cumplan las horas estipuladas en el contrato. Normalmente se trabaja más y en mi caso, esas horas extras no me las remuneran ni económicamente ni con tiempo, aunque en el hospital eso es diferente. En cuanto al tiempo que se tiene con los pacientes aquí es muy poco, comparado con como yo aprendí en México y eso es un desafío. Muchas veces no hay tiempo para explicarle a los pacientes las cosas como a uno le gustaría. Lo que me parece súper bueno del sistema alemán, es que cualquier hospital así esté en el pueblo más recóndito tiene los insumos para tratar adecuadamente a sus pacientes. En México eso depende mucho de la localidad o incluso en el hospital en el que estés, y aunque hay muy buenos hospitales, también los hay muy pobres sin incluso los insumos más básicos. En general, lo que he aprendido es que no hay un sistema ideal. Hay sistemas que les falta más de eso o menos de aquello. 
Yo no creo que la medicina alemana sea mejor, lo que sí hay es más dinero para hacer investigación a un nivel alto y competitivo y para tratar a los trabajadores del sistema de salud de una manera mucho más digna que en México. 

6. Por último, vale la pena vivir y trabajar en Alemania?

Si vale la pena vivir y trabajar en Alemania, es una pregunta difícil de contestar. Aquí vivo muy cómoda, segura y tranquila. También hay cosas que me disgustan mucho, por ejemplo el tener tan poco tiempo con los pacientes, la falta de enseñanza, la falta de compañerismo y comunicación con los compañeros de trabajo me hacen dudar mucho. También en el ámbito privado, la cultura alemana me parece sumamente difícil. Venir no es sólo aprender alemán, si no aprender a vivir en una cultura que es casi opuesta a todo lo que yo conozco. 
He vivido en 4 países y en ninguno me ha costado trabajo adaptarme como aquí, y eso que he tenido a un novio que me ha apoyado de una manera increíble, con la cultura, con el idioma, con la burocracia, hasta con el clima. 
Yo creo que no se puede hacer una recomendación general si es bueno o malo venir. En mi caso, sólo vi los requisitos en papel, pero investigué poco de cómo les había ido a otras personas en el proceso. En ese momento sólo hablé con dos compañeros de la universidad que ya estaban aquí, pero que hicieron el trámite en otros estados del sur de Alemania y a los cuales no les fue tan difícil como a mí. 
Creo que de haber sabido lo difícil, largo y caro que iba a ser, no lo hubiera hecho. Ya habiéndolo hecho sigo sin decidir si me quiero quedar o no. Pero me parece súper importante que la gente lea todas las experiencias que puedan y tomen una decisión lo más informada posible, tal vez en mi caso fue la mala suerte de que me haya tocado hacer el trámite aquí. 
Es importante tomar en cuenta las necesidades de cada quién como médic@ y como persona antes de decidir. Por ejemplo, para mí tener un equilibrio trabajo-vida es súper importante y creo que ultimadamente es la razón por la cual sigo aquí. Eso sí que no lo puedes tener durante la especialidad en muchos países. Sin embargo, mi idea sigue siendo regresar a poner mi consultorio en cuanto se pueda. El proceso y el ajuste es difícil, muy difícil, pero no imposible y si lo quieres hacer tienes que estar preparado para ello. Me parece que es también importante saberlo.  

Muchas gracias y exitos.


Mis comentarios:

-Lamentablemente Düsseldorf es problema constante. Solo es tener paciencia y por lo que veo estar acompañado de un Abogado si se hace todo dificil.
-Si decides ir directo a la Prueba de Conocimientos puede ser que la Historia sea un poco diferente, pero igual las funcionarias son un poco complicadas.
-Muchos preguntan si pueden venir a trabajar aún sin tener el Idioma Alemán, pues aquí hay un ejemplo que SI se puede. Por supuesto ideal tener experiencia en Investigación y hablar bien Ingles.




No hay comentarios:

Publicar un comentario