sábado, 8 de abril de 2017

Entrevista No. 21: Damariz Montoya, de Colombia

-¿qué te motivo venirte a Alemania?

Siempre supe que quería vivir en otro país, quería (y quiero) conocer otros estilos de vida, otra comida, etc. Por otro lado la especialidad médica en Colombia es muy cara, y yo no podía ni quería pagarla. Poco tiempo antes de terminar la universidad hablamos de tema con mi novio. Él estaba por esa época terminando el doctorado en Estados Unidos y soñaba con vivir en Alemania. El encontró una página en internet donde hablaban de que aquí hacen falta médicos y sobre el proceso de homologación. No había información muy precisa, pero con eso me animé a empezar el curso de alemán.

-¿cómo conseguiste tus permisos?, ¿dónde hiciste tus cursos de Idiomas?.

Primero hice A1 y A2 en Bogotá, en el Instituto Goethe. Estando allá me metí a la página del DAAD a ver que escuelas recomendaban. Así encontré la DeutSchule, una escuela en Berlín, que realmente es buena y muy económica. Allí repetí en octubre del 2013 el A2 y continúe hasta B2. Luego me metí a un curso de preparación para el TELC-B2 en Sprachenatelier (también en Berlín). Al final presenté y aprobé ese examen. Como tenía tiempo y algo de dinero, después hice en Charité un curso de una semana  que se llama "Kommunikationstraining Deutsch für Ärztinnen und Ärzte“. La profesora también dicta los cursos de preparación para la Approbation y me recomendó trabajar al menos un año antes de presentar ese examen.

El primer permiso de trabajo fue el mas difícil de conseguir, porque no sabía a dónde ir. Poco después de tener el certificado de B2 me puse en contacto con una organización que se llama IQ-Netzwerk (que creo que ya no existe). Ellos me orientaron sobre los requisitos para el Berufserlaubnis y mas importante, me explicaron que con eso podía trabajar y ganar como asistente en formación para especialista (Assistenzärztin in Weiterbildung).



Como en Berlín no conseguí trabajo y mi permiso de residencia se venció antes de que me saliera el Berufserlaubnis, volví a Colombia en octubre del 2014 a pedir otra visa. Estando allá fue emitido ese permiso y con él pude solicitar una visa para buscar empleo“ por 6 meses. En febrero del 2015 volví a Berlín.

Poco antes de viajar me había puesto en contacto con una agencia que se llama PeoMed. Por cómodos 1500€ ellos me ayudarían a conseguir un trabajo (pagué 500 para empezar el proceso y 1000 cuando empecé a trabajar). La agencia la usé principalmente para que me corrigieran las hojas de vida y las cartas de presentación. Ello me consiguieron también una Hospitation en Schwedt/Oder. La experiencia allá me ayudó a mejorar mis cartas de presentación: ¡por fin supe qué había que escribir!.

Además de las entrevistas que me consiguió la agencia, mandé mis propias hojas de vida, principalmente en Mecklenburg (mi novio estaba trabajando en Rostock). Así conseguí mi primer trabajo en medicina interna (en un pueblo llamado Teterow). Allá tuve que cambiar el Berufserlaubnis y que presentar la Fachsprachenprüfung.

En agosto del año pasado empecé a trabajar en Potsdam. Aquí tuve que volver a solicitar otro permiso de trabajo e inmediatamente la Approbation porque mi Berufserlaubnis iba hasta noviembre. En Brandenburg fue donde mas problemas burocráticos tuve: la encargada de eso quiere que todos los papeles sean recientes, traducidos en Alemania y a partir del original. Al final todo salió bien: empecé a trabajar en Agosto, en Octubre presenté la Gleichwertigkeitsprüfung y en Noviembre emitieron mi Approbation.

-¿qué trabajo desempeñas actualmente?

Actualmente soy asistente de medicina interna en Bergman Klinikum, Potsdam. Estoy contratada en la unidad de Nefrologia, pero desde enero roté a geriatria. (A proposito, va la cuña: en esta unidad hay un puesto libre, si a alguien le interesa me puede preguntar por el interno).

-diferencias entre las residencias médicas en tu país y en Alemania.

En Alemania la formación como especialista se considera un trabajo. Y por lo tanto uno recibe un salario, tiene un horario, le pagan horas extra. Pero cada uno se encarga de su aprendizaje. Si bien el hospital da dinero para algunos cursos, cada uno es responsable de conocer las guías clínicas y de estar leyendo y aprendiendo. El especialista es un apoyo y uno tiene que preguntarle si tiene dudas o no sabe. El residente pasa revista solo la mayoría del tiempo y tiene mucha libertad a la hora de tomar decisiones.

En cambio en Colombia la residencia es mas como un estudio: se reciben clases, hay que presentar exámenes y exposiciones y el especialista pasa revista todos los días y toma las decisiones. Por lo tanto uno paga para que le transmitan esos conocimientos.

-¿vale la pena vivir y trabajar en Alemania?

Yo creo que eso depende de lo que uno quiera en la vida. En el momento me siento contenta por acá porque tengo una vida tranquila, el salario no es nada malo, y sobretodo tengo buenas posibilidades de avanzar profesionalmente. A veces me espanta el clima y la falta de alegría de la gente en las calles (sobre todo en invierno) y últimamente se me ha dado por extrañar el jugo de lulo.


Mis comentarios:


No hay comentarios:

Publicar un comentario