domingo, 7 de mayo de 2017

Entrevista No. 25: Pastor Rojas, de Venezuela

Hola Jair. Mi nombre es Pastor Rojas. Soy de Venezuela. Y vivo en Alemania desde Julio del año 2015

1.- Que te motivo venirte a Alemania?

En primer lugar la situación de mi país. Creo que como el resto de mis colegas venezolanos, es el principal motivo por el cual hemos decidido emigrar.
Por qué Alemania? Ya tenía una noción del idioma (viví un año en Austria como estudiante de intercambio, cuando tenía 15 años) y pensé que eso sería una ventaja. Por otro lado, el hecho de que mi hermana viva en Bélgica me facilitaba un poco las cosas. Podía contar con su apoyo moral y económico. Fue ella en realidad que me dio el último empujón para decidir venirme.

2.- Como conseguiste tus permisos?

Desde que llegue a Aachen (NRW), siempre tuve problemas con la visa. El funcionario siempre me exigía un nuevo requisito (abrir una cuenta bancaria, tener un Verpflichtungserklärung, tener un verdadero motivo para estar en Alemania, etc.) para poder extender la misma. Al final me hizo firmar un documento donde especificaba, que la única forma de cambiar mi status de visa (de estudiante de idiomas a estudiante de postgrado), era regresar a Vzla y solicitar una nueva visa.
Con todo este problema tuve que rechazar una oferta de trabajo en Hannover, ya que dicho documento también especificaba que idealmente tendría que buscar la oferta en NRW y no en otro Bundesland. A la final logre contactar con otro funcionario en el Ausländeramt y me dio la oportunidad de buscar trabajo en NRW sin necesidad de regresar a Vzla para cambiar el status de la visa.

Conseguí una oferta de trabajo en Oberhausen. Esta ciudad está regida por el Berzirksregierung de Düsseldorf. Aquí comenzó el círculo vicioso entre la oferta de trabajo, la visa y el permiso de trabajo (necesitas uno para poder pedir el otro y así sucesivamente). El funcionario del Ausländeramt decidió darme la Blaue Karte y se comunicó con la funcionaria del Bezirksregierung para agilizar el proceso. Resulta que la funcionaria se negó a darme el permiso, porque no era posible que yo recibiera una Blaue Karte si yo trabajaría con permiso de trabajo. Q el tener la Blaue Karte significaba que el hospital iba a pagarme completo y eso no “estaba permitido” porque yo no soy medico aprobado. A la final el funcionario del Ausländeramt me cambio el status de la visa y la funcionaria del Bezirksregierung se comunicó con el Hospital (el Hospital tenía que especificar en mi oferta de trabajo que yo trabajaría con permiso de trabajo y que estaría bajo supervisión de colegas aprobados o especialistas). Después de todo esto, finalmente pude obtener el permiso de trabajo.
Por suerte a la hora de firmar el contrato, no hubo modificación del sueldo

3.- Donde hiciste tus cursos de idiomas?

Todos los cursos los hice en la Sprachenakademie de Aachen. Desde el nivel A1 hasta el nivel C1.1 y luego el curso de alemán para médicos. Los cursos los termine en Julio del 2016 y empecé a estudiar por mi cuenta para el Fachsprachprüfung, que presente en septiembre de ese año.

4.- Que trabajo desempeñas actualmente?

La búsqueda de trabajo no fue fácil, la mayoría de los hospitales exigían que tuviese la Approbation.
Algunos me ofrecían una Hospitation, otros que volviese a contactarlos al tener la Approbation y muchos me rechazaban directamente.
En Vzla trabaje dos años en Medicina Interna como residente asistencial y luego hice un postgrado de Cardiología (durante 3 años). Siempre pensé que con mi experiencia, no sería tan difícil encontrar un puesto de trabajo. Mi problema radicaba, en que yo solo podía buscar trabajo en NRW (como explique anteriormente).
La espera y perseverancia valió la pena. Logre conseguir un puesto de trabajo como residente de Medicina Interna en el Evangelisches Krankenhaus Oberhausen. Empecé en diciembre del 2016 y desde entonces he trabajado como cualquier otro residente, a pesar de aun no tener la Approbation. Durante las primeras 2 semanas estuve siempre acompañado de otro residente, quien me explico como era el proceso en el hospital. A partir de la tercera semana empecé a trabajar solo y a la 4ta semana tuve mi primer Spätdienst. Ya en enero empecé con las guardias de fin de semana y en marzo tuve mi primera semana de guardias nocturnas.
Las revistas médicas son lunes, miércoles y viernes, pero todos los días discutimos los casos con nuestro Oberarzt, quien también corrige las Arztbriefe.

5.- Diferencias entre las residencias médicas en tu país y en Alemania

Apenas tengo unos 4-5 meses trabajando, pero la diferencia la logras reconocer al momento. Aquí el proceso es más rápido, más agresivo. En una oportunidad incluso se lo comente al Chefarzt y me comento que es una cuestión de ser más efectivos en cuanto al tiempo de ocupación de las camas (obvio que es un tema administrativo). Por otro lado, el paciente no puede pasar 2-3 dias sin que se le haga algún estudio o procedimiento (cuando no tienes un diagnóstico certero), porque el seguro hará preguntas. El sistema aquí es extremadamente burocrático y eso es un choque para nosotros. Aparte que los seguros juegan un papel muy importante.
En Vzla y seguro en el resto de Sudamérica somos más clínicos, pero no por eso somos mejores médicos. Me he dado cuenta que la necesidad nos ha llevado a ser mejores clínicos que el resto de los países desarrollados. En Vzla tenías que estar seguro de un diagnostico antes de solicitar un estudio invasivo o especializado. Aquí actúan “ab sofort” así la probabilidad diagnostica sea mínima. Ellos prefieren pecar demás que pecar de menos. Si haces un estudio demás, no hay problema. Pero si no lo haces y el paciente lo necesitaba es un problema grave. Como algunos ya sabrán, aquí hay de TODO.
Lo que si me ha sorprendido, es lo agradecido que son los pacientes alemanes (quizás porque la mayoría son personas mayores). Son sumamente respetuosos (cosa que se perdió en Vzla). El ser más clínicos también nos ayuda mucho en la relación medico-paciente. Ellos se sienten bien tratados, bien examinados y por lo tanto son bien agradecidos.

6.- Vale la pena vivir y trabajar en Alemania?

Depende del punto en el que lo veas. En este preciso momento no tengo dudas de que vale la pena vivir y trabajar aquí. Un país seguro, con gente agradable (hasta ahora ningún tipo de problema con los alemanes, solo con los funcionarios. Jeje), buen trabajo con todos los equipos médicos, buena paga.
Si la situación en Venezuela fuese otra, la respuesta seguramente sería distinta.

7.- Algun consejo?

El que quiera venir a Alemania o el que ya está en el proceso, tiene que estar claro que es un camino bastante largo y difícil de transitar, pero que finalmente vale la pena. La clave está en ser paciente y perseverante. Como han visto en las entrevistas, todos hemos pasados por situaciones difíciles, pero las hemos logrado solventar. A mi particularmente me ayudó mucho el investigar y preguntar a cada persona que conocía (incluyendo a Jair). Pregunten cada vez que tengan dudas. Yo me evite algunos problemas, gracias a la experiencia de otros.

2 comentarios:

  1. Hola Dr Vargas, sera que pueda ayudarme a ponerme en contacto con el Dr Pastor Rojas?
    Quisiera hacerle unas preguntas sobre la escuela de aleman a la que asistio en Aachen ya que es la misma a la que tengo planeado asistir el prox año. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Jose. Mi correo electronico es pastor_mr@hotmail.com Con gusto te oriento un poco en cuanto al curso y alguna otra dudas que tengas.

      Saludos
      Pastor Rojas

      Eliminar